Coaching para la Salud


El médico del siglo XXl ha de adquirir nuevas herramientas para conseguir la excelencia en un entorno complejo creando como punto de partida, un espacio de encuentro con uno mismo, como profesional y como persona.
Necesita fórmulas y estrategias que le ayuden a mantener un equilibrio dinámico ante las nuevas demandas, a ejerciendo un liderazgo personal, pero también un liderazgo compartido con el paciente, con los miembros de los equipos y en el marco del sistema sanitario al que pertenece. No podemos olvidar que el médico sigue siendo el instrumento terapéutico más potente dentro del conjunto del sistema sanitario.